Nuestra organización debe su éxito a la visión, la solidez técnica y al espíritu inquieto de nuestros pioneros: un pequeño grupo de hombres de ciencia que llegaron a Costa Rica a estudiar el bosque tropical, con un enfoque holístico de la relación entre la naturaleza y el ser humano.

  • Leslie Holdridge: llegó a Costa Rica en 1949 a dirigir el Departamento de Recursos Naturales del IICA y en 1961 se independizó para crear el CCT. Entre sus mayores aportes están: el sistema de clasificación de zonas de vida del mundo, que ha sido de gran utilidad para los actuales estudios de cambio climático y cuencas hidrográficas.
    Además, en dendrología diseñó técnicas didácticas para comprender árboles y arbustos en el campo. Sus aportes en las teorías sobre el desplazamiento de la luz y la masa de los fotones son de interés, pues en algunos aspectos, difiere de las teorías de Einstein.
  • Joseph Tosi: tenía una formación amplia pues estudió manejo de vida silvestre, ingeniería forestal y geografía. En el campo profesional realizó varios Estudios de impacto ambiental (EIA), estudios de capacidad de uso de la tierra y de fijación de carbono. Entre sus mayores aportes están dos informes que dieron la justificación técnica para la creación de varios parques nacionales de Costa Rica.
    Fue el administrador del CCT por más de 20 años ad honorem, por lo que su visión y austeridad todavía marcan el quehacer de nuestra organización.
  • Alexander Skutch: un botánico que arribó al Trópico para hacer estudios del banano, pero además sobresalió en el estudio de las aves. En Costa Rica se le conoce por su libro “Aves de Costa Rica”, una publicación que acercó la ornitología a otros públicos, más allá de los biólogos, con lo cual cumple a cabalidad el principio del CCT de divulgar el conocimiento.
    Otro legado de Skutch al CCT es su finca “Los Cusingos”, que hoy es un valioso santuario de aves, administrado por el Centro Científico Tropical.

SEA PARTE

NUESTROS PROYECTOS

EVENTOS

NOTICIAS