Mediante el Programa de Investigación conocemos y comprendemos a la Naturaleza, generamos conocimientos, así encontramos alternativas y soluciones a los problemas ambientales y de conservación.
Nuestras reservas privadas son laboratorios  vivientes para hacer investigación aplicada con la que obtenemos información técnica para:

  • Apoyar la ecología humana al fomentar valores y estilos de vida que ayudan frenar el cambio climático.
  • Informar a la sociedad.
  • Orientar la definición de políticas.
  • Apoyar la toma de decisiones
  • Proponer estrategias para la conservación.
  • Promover el uso sustentable de los recursos naturales.

Cambio Climático – Una de nuestras áreas fuertes

Uno de los mayores retos que enfrenta la humanidad es el cambio climático debido a los eventos extremos que implica (sequías, inundaciones, etc.).

El desafío es todavía mayor en el trópico, en donde el bienestar humano está amenazado por el impacto de los cambios y la gran biodiversidad que lo caracteriza está en riesgo.

Desde 1996, el Doctor J. Alan Pounds, Científico Residente de la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde del CCT, realiza un programa de investigación sobre el cambio climático y sus impactos biológicos, cuyos resultados se han publicado en diversos medios.

Pounds y sus colaboradores han hecho los siguientes aportes:

  • Evidencias sobre el impacto que tuvo en diversos ecosistemas el calentamiento global de los años 80, que causó un cambio climático fuerte y abrupto alrededor del mundo.
  • Los primeros análisis sobre varios organismos ubicados en diversas partes del mundo que demuestran una respuesta coherente al calentamiento global.
  • Evidencias de que el calentamiento está alterando la formación de las nubes en las montañas tropicales, lo que reduce la neblina y las lloviznas, poniendo en peligro al bosque nuboso.
  • El primer reporte desde el trópico que muestra diferencias en el ámbito altitudinal y la reducción de la población de aves, reptiles y anfibios en Monteverde, producto del cambio climático.
  • Las primeras pruebas que apoyan la hipótesis de la existencia de epidemias vinculadas al cambio climático, formulada para explicar la declinación de anfibios en áreas silvestres, por ejemplo, las ranas arlequines (el género Atelopus) de Centro y Sudamérica.
  • Las primeras evidencias que vinculan la extinción de ciertas especies con el cambio climático, como el sapo dorado (Incilius periglenes) de Monteverde y varias especies de ranas arlequines.
  • La formulación de la hipótesis de que el aumento de las temperaturas provoca una proliferación del hongo quitrídio (Batrachochytrium dendrobatidis), lo cual promueve el brote de este patógeno que está implicado en varias declinaciones de anfibios.

En el CCT continuamos con el esfuerzo de entender cómo el calentamiento global se manifiesta en los climas locales de las montañas tropicales y sus implicaciones: actualizamos el panorama de animales (aves, reptiles y anfibios) y hacemos experimentos de campo con orquídeas, ya que las epífitas son la esencia de los bosques nubosos. 


Lapa Verde

La lapa verde (el segundo psitácido más grande del mundo) es una especie que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)  declaró en peligro de extinción.
Es un ave que habita la zona norte de Costa Rica, un área que sufrió una rápida deforestación a finales del siglo XX: quedó menos del 30% del bosque en pie.
Desde 1997 realizamos estudios que identificaron la distribución limitada de la lapa verde, sus hábitos alimenticios y una serie de amenazas a su supervivencia. Nuestra investigación indicó la necesidad de proteger su hábitat, beneficiando también a muchas otras especies.
Luego nos enfocamos en continuar los esfuerzos del fundador del CCT, Doctor George Powell,  al establecer prioridades de conservación, pues no existía en la zona ninguna área de protección. En 1994 logramos que la lapa verde se declarara especie en declinación.
Además, 20 años de investigación han consolidado el Programa Lapa Verde, mediante el cual el CCT hizo los siguientes aportes científicos:

  • La identificación de una pérdida del rango de distribución de la especie lapa en un 90% (1994)
  • El monitoreo con transmisores la población de lapa (1994-2010)
  • Monitoreo anual los nidos de las lapas
  • Se determinó que el 90% de los nidos de lapas se encuentran en los almendros  (Dipteryx panamensis)
  • Establecer que el 80% del alimento de la lapa lo constituye el almendro  (Dipteryx panamensis)
  • Creación de la única base científica sobre la lapa en el área de su distribución.

En acciones de conservación

  • Detuvimos el comercio de la lapa por medio del Programa de Educación Ambiental (1998)
  • Lideramos la creación y consolidación del Corredor Biológico San Juan- La Selva, considerado un modelo de gestión de corredores biológicos a nivel nacional e internacional.
  • Lideramos el movimiento de la creación del Refugio Nacional de Vida Silvestre Mixto Maquenque, en el 2005.
  • Lideramos el monitoreo binacional (con Nicaragua) de la población de lapa.
  • Coordinamos la Campaña Binacional de Conservación de la lapa.
  • Organizamos anualmente del Festival Binacional de las Lapas Nicaragua-Costa Rica

Nuestros estudios han incidido en las siguientes políticas de conservación:

  • Proporcionamos la base científica para la veda nacional del almendro de montaña.
  • Generamos insumos para la creación del decreto de protección de almendros nido.
  • Establecimos una alianza binacional con la Fundación del Río de Nicaragua para la conservación transfronteriza de la lapa verde.

Nos concentramos en el seguimiento al monitoreo de la población anidante en Costa Rica, coordinamos el monitoreo en el sureste de Nicaragua y continuamos con la coordinación del Consejo Local del Corredor Biológico San Juan-La Selva, una alianza de 18 organizaciones, aproximadamente.
Además, buscamos proyectos sostenibles para las comunidades de Maquenque y San Juan-La Selva, como el Proyecto de aprovechamiento de las almendras de montaña.
Nuestro sueño es conseguir fondos para la compra de tierras y elevar la categoría del Refugio Maquenque a parque nacional.

Investigación en Monteverde:

En nuestra Reserva del Bosque Nuboso de Monteverde, realizamos  en promedio 27 investigaciones anuales. Los resultados permiten conocer el impacto de la conservación y del manejo adecuado de los recursos naturales.
Los monitoreos biológicos que hemos hecho brindan información sobre las especies existentes en el área protegida de Monteverde:

  • Se registraron nuevas especies de anfibios distribuidas en la zona, con un total de 43.
  • Mamíferos a través de cámaras trampa, registrándose 18 especies de mamíferos en las capturas (fotografías y videos). Dentro de las especies se registra el jaguar (Panthera onca),siendo una especie de suma importancia ya que es un indicador del estado del bosque o un estabilizador de los ecosistemas, demostrando que se cuenta con un ecosistema saludable.
  • Se evidencia la diversidad del bosque: hay entre 57 y 88 especies por hectárea.
  • Está en proceso un monitoreo del quetzal para estimar la población existente.

Muchos de los proyectos de investigación se ejecutan en alianza con otras organizaciones, entre ellas:

  • Instituto de Investigaciones y Servicios Forestales (INISEFOR)-Universidad Nacional
  • Observatorio de Ecosistemas Forestales (OEFOs)
  • Escuela de Biología-Universidad de Costa Rica
  • Escuela de Química de la Atmósfera-Universidad Nacional
  • Centro de Investigaciones Geofísicas (CIGEFI) –Universidad de Costa Rica

Algunos de los temas que se han investigado, tanto por nacionales como extranjero, son:

  • Fisiología funcional de las plantas
  • Biodiversidad de Cerambícidos
  • Anfibios de Costa Rica
  • Efecto del clima en la fauna de bromelias
  • Avifauna de bosque nuboso Monteverde
  • Dinámica del bosque nuboso
  • Estudios químicos en el aire del bosque nuboso y la división continental

La Reserva también tiene instalaciones y facilidades para que científicos  externos puedan realizar investigaciones. Para ellos contamos con laboratorios, asistentes de campo, alojamiento, bibliotecas, bases de datos, sistemas de información geográficas, entre otros.
Si desea conocer más sobre nuestras investigaciones o hacer uso de nuestras facilidades, para sus trabajos de investigación escríbanos a: 
investigacion-mtv1@cct.or.cr
investigacion-mtv2@cct.or.cr

SEA PARTE

NUESTROS PROYECTOS

EVENTOS

NOTICIAS